¿Qué televisor comprar? ¿Lcd o Plasma?

Independientemente de la tecnología escogida, el televisor llano contiene siempre una multitud de puntos elementales llamados pixeles. Su número determina la resolución de la pantalla. Cada pixel contiene tres subpixeles, rojo, verde y azul, cuya intensidad es dosificada para obtener el tinte deseado. El problema de los constructores es encontrar una tecnologia para fijar esos tres colores elementales en pantalla.

lcd1.jpg

En cuanto al LCD, el principio es bastante simple. El cristal líquido no emite ninguna luz. Es para esto que las pantallas de cristal líquido disponen de retro de iluminación. En cambio el cristal tiene la ventaja de comportarse como un interruptor de luz cuando está sometido a una tensión eléctrica. Jugando sobre la tensión de control, podemos cerrar más o menos este interruptor de la luz, modificando así su intensidad. Así como la luz de retro iluminación es blanca, colocamos tres interruptores por pixel y simplemente tres filtros de colores: rojo, verde y azul. El color puede entonces ser dosificado a voluntad según lo que se desea obtener. Existe un gran número de variantes de la tecnología LCD pero todas ellas se basan en el mismo principio fundamental. La pantalla de plasma utiliza lámparas minúsculas fluorescentes rojas, verdes y azules para fijar las imágenes. Estos pequeños “neones” coloreados se encienden más o menos para realizar la dosificación de color.

Más que las diferentes opciones técnicas, son sobre todo las ventajas de ambas tecnologías lo que importa. El triunfo primero del LCD fue permitir la fabricación de pantallas llanas de pequeñas dimensiones con una buena resolución. Podemos pues encontrar fácilmente televisor LCD desde 36 cm de diagonal mientras que el primer plasma está a 94 cm de diagonal.

Al contrario del plasma, el LCD no centellea, podemos pues fácilmente colocarnos muy cerca de la superficie de la pantalla, a condición de haber optado por una luminosidad moderada. En estas condiciones, el LCD está particularmente indicado para los jugadores de consolas, que se sitúan más próximos a las pantallas. También hemos de tener en cuenta que el plasma es muy sensible a imágenes estáticas mucho tiempo, marcando la pantalla o comúnmente dicho quemando la pantalla. Por ello, los televisores de plasma no deben ser usados para monitorizar siempre un mismo canal que tiene una superficie importante de imágenes estáticas como logos, banners de texto; o para utilizar con un PC reproduciendo un fondo de escritorio mucho tiempo.

plasma1.jpg

  • Es importante que estar bien informado antes de comprar. Por eso os aviso de que si estáis buscando un televisor Lcd os paséis por el club Privalia a echar un vistazo, los televisores de Sanyo tienen un descuento del 40%. hasta el jueves 29 de mayo.

  • Estaba investigando para un proyecto de la escuela en relacion pulgadas y
    encontre esta informacion. Me ayudo mucho.