10 cosas que deberías de saber sobre Facebook

facebook

Puesto 10: Conversaciones Privadas Personales

En Facebook ppuedes dejar mensajes en el Muro de tus amigos, o dejarles vídeos, imágenes, enlaces, etcétera. El muro lo pueden ver todos sus amigos; mientras que un mensaje directo es como un mail y lo ven solamente quien lo envía y quien lo recibe.
Si no irías con un megáfono teniendo una conversación privada en el mundo real, tampoco lo hagas en Inernet. Si no es algo que le contarías a cualquier en persona, no lo pongas en el muro de Facebook.

Puesto 9: Planes y Actividades Sociales

A menos que planees una gran fiesta sin limitación de invitaciones, harás que algunos contactos tuyos se sientan dejados de lado por no ser parte de la invitación.
Lo conveniente es enviar una invitación por mensaje privado a quienes sean parte de la lista que quieres ver en el evento.

Puesto 8: Perfiles Relacionados (Que no quieras relacionar)

Si más de la mitad de los usuarios de redes sociales tienen perfiles en más de una red; quizás haya un perfil personal y uno laboral; uno serio y uno no tan serio. Hay que tener cuidado porque lo que compartas en tu perfil personal informal, es posible que te aparezca en tu perfil profesional.
Acuérdate que lo que es inofensivo en Facebook quizás no lo sea en Linkedin, con tu trabajo relacionado.

Puesto 7: Información Confidencial de tu trabajo

Por muy buena noticia que sea la que compartas, quizás en realidad le estés dando material a un competidor para que tome ventaja.

Puesto 6: Tus Niños en las Redes Sociales

Si sois  del 40% que no restringe su perfil. Es fuertemente recomendable que no subas fotos de tus hijos ni los hijos de tus amigos, porque cualquiera puede verlas y acceder a ellas.
También tener mucho cuidado con la información sobre ellos que brindes. Actualizar con “Quiero volver a casa que quedó Juano solo” parece simpático e inofensivo, pero no se sabe quién puede aprovechar esa información.
Lo que tenga que ver con tus hijos solamente envíaselo a gente de confianza.

Puesto 5: Datos Personales de Contacto más allá del correo electrónico

Si pones tu dirección y teléfono en las redes sociales; estás brindando información importante para posibles amenazas y robos de identidad y robos inclusive.
Si actualizas que te vas de vacaciones una semana y está esa actualización relacionada con tu dirección; estás mostrando dónde habrá una casa vacía.

Puesto 4: Actualizaciones relacionadas con dinero

Así como nunca irías por la calle pregonando que vas a cobrar tu sueldo o sacar dinero  del cajero, tampoco deberías hacerlo en redes sociales.

Puesto 3: Tu Contraseña

De tan obvia que es, la vamos a sacar del primer puesto y dejarla aquí. La Contraseña no se comparte, no importa la confianza que tengas con la otra persona. Especialmente en el caso de una pareja. Hoy están enamorados, quién sabe después.

Puesto 2: Preguntas Secretas

En muchos sitios de Internet te realizan una pregunta secreta por si te olvidas la contraseña para poder ingresar. La mayoría son como: Cuál es el apellido de soltera de tu madre, cuál es el nombre de tu primer mascota, cómo era la dirección de la calle en la que creciste, etc.
Es una buena idea que esos datos tampoco los publiques en tu perfil de redes sociales.

Puesto 1: Lo que no quieras que otros sepan

Volvemos a decir algo obvio. Pero si no sucediera no estaría en este puesto.
Puedes seleccionar todos las configuraciones  de privacidad que quieras, pero el hecho es que si posteas algo, tiene el potencial de ser visto por alguien a quien no estaba dirigido.
Los tests para saber qué tipo de amigo soís, qué gusto de helado te representa, etcétera, acceden a tu información, alguien que no sepa que debía guardar el secreto, o de cualquier otra forma. La información le puede llegar a quien menos pensabas.
“Cuando tengas la duda si te puede traer problemas, no lo publiques” debería ser la frase estrella en  las redes sociales.

Vía: infoxel