10 tradiciones navideñas de lo mas extrañas

10. En Groenlandia, un típico plato navideño es el Kiviak , cuya preparación consiste en envolver en piel de foca, un trozo de carne cruda de auk (ave endémica), y enterrarla bajo una piedra durante varios meses. El 24 de diciembre se saca de su escondite y se sirve como entrante. Debido a su proceso de descomposición, el kiviak tiene un olor similar al queso de roquefort, y un sabor muy amargo.

9. En Noruega, la tradición es esconder todas las escobas de la casa en la víspera de navidad, pues antiguamente se creía que las brujas y otros espíritus voladores malignos vendrían esa noche a por sus vehículos para sobrevolar sus casas.

8. En Grecia, es conocida la necesidad de alejar los malos espíritus, llamados allí Kallikantzaroi que viven en el centro de la Tierra durante todo el año, pero salen la noche de Navidad para sembrar el caos en las casas griegas. La tradición dice que si se pone una mandíbula de cerdo dentro de la chimenea, estos espíritus se alejaran, por lo menos hasta el año siguiente.

7. En la capital de Venezuela, Caracas, es tradición el cerrar las calles del centro de la ciudad para que la gente vaya en patines a la iglesia el día de nochebuena.

6. El pudding es muy importante en la Navidad de Gran Bretaña, como también lo es la forma de hacerlo, ya que se cuenta que si lo remueves en dirección a las agujas del reloj se cumplirá el deseo que pidas. Pero hay que llevar cuidado, ya que está muy mal visto que solo le de giros el que lo cocina, por lo que hay que dejar a todos los miembros de la familia darle vueltas.

5. En Japón se considera de muy mal gusto enviar postales navideñas de color rojo, pues son de este color las que se mandan para notificar la defunción de algún familiar.

4. En Serbia, los niños celebran dos domingos antes de Navidad el Día de la Madre, atando a sus madres a una silla como parte de un divertido juego, de la que no pueden escabullirse sin antes ofrecer a los niños regalos y caramelos. A la semana siguiente, hacen lo mismo con el padre. Llegado el día de Nochebuena, los padres se lo hacen a los hijos, haciéndoles prometer que se van a portar bien durante todo el año, terminando este juego con más regalos para los niños.

3. En España, y más en concreto en algunas regiones de Cataluña y Aragón nos encontramos con el tió de Nadal (Navidad en catalán).
En el día de la Inmaculada Concepción (esto es, el 8 de diciembre), se empieza a dar de comer cada noche a un tronco, y se tapa normalmente con una manta para que no pase frío durante la noche. Consiste en azotar un tronco con un bastón.
El día de Navidad o, según la casa, durante la víspera, se ponía el tió al fuego y se lo hacía defecar. Ahora ya no se quema el tió, sino que tan sólo se le obliga a defecar repetidamente a base de arremeterle golpes de bastón acompañados de las llamadas canciones del Tió.
El Tió nunca defeca objetos grandes (estos ya los traen los Reyes Magos) sino chucherías, barquillos y turrones para los más pequeños. Según la comarca defeca higos secos y cuando deja de defecar (porque ya no le queda nada) defeca un arenque salado, un ajo, una cebolla, o se orina en el suelo.

2. En Ucrania, es tradicional incluir telarañas artificiales en la decoración de los árboles navideños, en honor al mito de que encontrarse una telaraña de verdad en el árbol la mañana de Navidad traerá prosperidad durante todo el año.

1. Volvemos a España, también a Cataluña y algunas regiones del norte de Valencia, donde nos encontramos al Caganer, y es que esta figurita también defeca, pero no se trata de un tronco si no de una figura para el Belén.
La gente decía que con sus heces abonaba la tierra y así la fertilizaba para el año siguiente. Con él había la salud y tranquilidad de cuerpo y alma que hace falta para montar el pesebre, con el gozo y alegría que comporta la Navidad en el hogar. Colocar esta figura en el Belén, traía suerte y alegría; no hacerlo comportaba desventura.
Últimamente se venden en el comercio figuras de caganers con imágenes de personajes famosos. Por ejemplo, este año se venden figuras de Barack Obama, Hugo Chávez, Cristina Fernández de Kirchner, Guardiola, Zapatero y demás personajes de la actualidad.