5 consejos para cuando se nos moja el teléfono móvil

  1. Sacarlo del agua. Esto puede sonar obvio, pero es importante que tengan el teléfono lejos de la fuente de humedad tan pronto como sea posible para minimizar el daño.
  2. Una vez que su teléfono se encuentra fuera de peligro, lo primero que debe hacer es sacar la tarjeta SIM y cualquier otro componente extraíble. Si el teléfono tiene una batería removible, tómela también, esto evitará que el teléfono tenga un cortocircuito.
  3. Seque el teléfono y todas las partes con un paño seco y limpio o una toalla. Trate de evitar las toallas de papel, los trozos de papel pueden atascarse en el teléfono y evitar que trabaje. No use un secador de pelo, ya que esto puede empujar el agua más adentro de teléfono.
  4. Deje el teléfono durante la noche en algún lugar cálido y seco (al lado de un radiador que es bueno, o puede ponerlo en una bolsa de arroz o envuélvalo en una toalla para ayudar a absorber parte del exceso de humedad).
  5. Una vez que haya hecho todas estas cosas y el teléfono se seque, coloque el teléfono de nuevo y pruébelo. Si se enciende, entonces usted lo hizo bien. Recuerde, si usted consigue que el teléfono vuelva a funcionar, asegúrese de obtener una copia de seguridad con todos los datos que desea conservar.