7 tópicos sobre la comida desmentidos

Existen muchos falsos míticos sobre la nutrición. Seguro que más de una vez has escuchado eso de que beber agua entre horas engorda, que no desayunar o saltarse la cena por ejemplo, ayuda a perder kilos. Y por no decir eso de que ¡ojo con la siesta, te despertarás con kilos de más!

La fibra NO adelgaza
Tendemos hacer esta asociación equivocada y llenar en carro del supermerado con productos de fibra. Pero en realidad… ¡La fibra ni engorda ni adelgaza!
La fibra, sin embargo, si contiene propiedades que ayudan a regular la flora intestinal y contiene unas propiedades que hacen que nos saciemos y así no pasar hambre. Pero de adelgazar, nada de nada.

¿Comer rápido engorda?
Se dice que comer muy rápido engorda más que comer despacio, pero nada de esto es cierto. Engorda igual comer una misma cantidad de forma rápida que lenta. Sin embargo, al comer más rápido se tiende a ingerir más comida, mientras que al dedicar más tiempo a masticar, se saborea mucho mejor, y nos saciamos antes.

¿Comer rápido engorda?
Se dice que comer muy rápido engorda más que comer despacio, pero nada de esto es cierto. Engorda igual comer una misma cantidad de forma rápida que lenta. Sin embargo, al comer más rápido se tiende a ingerir más comida, mientras que al dedicar más tiempo a masticar, se saborea mucho mejor, y nos saciamos antes.

Dormir la siesta NO engorda
Este falso mito, seguro que alegra a más de una que hacía la siesta con remordimientos. La realidad es queen cuanto al gasto calórico, no existe mucha diferencia entre sentarse a ver la tele o tumbarse y echar una cabezadita.

Se ha comprobado que una siesta de 10 a 20 minutos incide positivamente en nuestra salud, disminuye el estrés y aumenta el rendimiento durante la tarde.

Saltarse las comidas NO adelgaza
Otro gran error, es el de saltarse las comidas, pues el esfuerzo resulta en balde ya que se pasa hambre y no se pierde ni un gramo. Lo ideal hacer 5 comidas al día y así tener un aporte constante de energía con lo cual no pasaremos hambre.

La sal NO engorda
La sal aporta dos elementos necesarios para la vida humana, el cloro y el sodio. La OMS recomienda tomar sólo unos 6 gramos de sal al día. Sin embargo un exceso de sal, conlleva retención de líquidos hecho que hace que ganemos volumen, pero no masa corporal.

El agua entre comidas NO engorda
El agua tiene 0 calorías y eso significa que ni engorda ni adelgaza. Si se toma entre comida, solo conseguiremos hincharnos tener sensación de saciedad. Pero hay que tener claro, que el agua no engorda nunca, ni antes de comer, ni después de comer ni entre las comidas.

Vía: nosotras