Camino al infierno

La popular canción de la agrupación de rock AC/DC “Highway to Hell” es el tema más solicitado en los funerales.

Entre las canciones más requeridas en Australia para los funerales están “Ding Dong la bruja ha muerto” del Mago de Oz, “Otro muerde el polvo” de Queen y “Escaleras al Cielo” de Led Zeppelin. Pero hay una, de una banda local, que es la número uno: se trata de “Camino al infierno” de AC/DC.

“Highway to Hell” fue grabada en estudio por el anterior cantante de la agrupación, Bon Scott, que murió a los 33 años de edad. Según el reporte oficial del hospital King´s College por una “aguda intoxicación alcohólica”.

El director del Centennial Park, el cementerio y crematorio más grande de Adelaida, Bryan Elliott explicó que “las canciones más inusuales a veces van bien en los servicios fúnebres porque describen la personalidad del occiso”. Una estrofa de la canción dice “yendo hacia abajo, de fiesta… mis amigos también estarán allí, estoy en la autopista al infierno”.

  • Krishna Castellano García

    La vida, la muerte…que palabras tan cortas y con tanta profundidad. Y yo me pregunto, “¿Somos conscientes realmente del valor que tienen estos términos?” o dicho de otra forma, “¿El valor que les damos es el que realmente les corresponde?”. Evidentemente, cada sujeto tiene el derecho y la libertad de darles el valor que les plazca.

    Hay quienes creen que la verdadera vida es la que existe después de la muerte y pasan toda su vida actuando bajo una serie de normas, que cuando fallezcan les permitirán acceder a una existencia “divina”. Otros, son totalmente escépticos con respecto a la vida más allá de la muerte y viven sus vidas sumergidos en el mundo material, tan obtusos cómo los que viven toda su vida contenidos por no saltarse esas normas que les facilitarán la vida eterna.

    Qué nos diferencia en relación a la “vida y la muerte” con respecto de los “animales”; ¿Las emociones? No; Sí, exactamente la razón. Ese término i/o concepto que nos hace sentirnos superiores a los animales y no sólo a los animales, sino también con los miembros de nuestra propia especie.

    Gracias a la razón el ser humano, ha pasado de tener que adaptarse al medio ambiente, ha adaptar el medio ambiente al ser humano. Es la esencia del progreso, del cambio social y tecnológico. Cómo puede ser que una herramienta tan grandiosa, sea a la vez tan absurdamente destructora.

    Sí destructora, he ahí el ejemplo de las guerras, de las riñas familiares y entre amigos, que en determinados momentos se juraron amistad eterna. La razón y sólo la razón es la causante de estos hechos, de la razón surge el interés y no de las emociones, de la razón surge el odio y no de las emociones, de la razón surge la envidia y no de las emociones.

    Se trata de complejos procesos neuronales que coloquialmente denominamos emociones. Pero las emociones no son más que la asociación de esquemas adquiridos por el ser humano, desde el desarrollo del feto en el vientre de su madre hasta que nace y posteriormente fallece.

    Por tanto, si tanto “poder” tiene la razón; ¿Cómo es posible que nos de tanto miedo la muerte?; Venimos al mundo sin pedirlo, sin tener el deseo consciente de querer venir y cuando ya estamos en él, sufrimos con desesperación el transcurso de los años que nos acercan al final inevitable de la muerte. Construimos lo que ni las mentes más creativas son capaces de imaginar mediante la razón y no somos capaces de ver con naturalidad algo tan simple como es la muerte.

    Que absurdos y simples somos cuando nos consideramos superiores a los animales por poseer capacidad de raciocinio, cuando no nos damos cuenta que la verdadera y más valiosa diferencia que existe entre ellos y nosotros, es la “conciencia”.

    Y realmente, ha quedado demostrado a través de la historia que no somos muy conscientes, cuando nos matamos unos a otros por cosas banales y superfluas. En fin, sería interminable la lista de las cosas que nos hacen sufrir a lo largo de nuestra existencia, que realmente lo que hacen es en todo caso, acortar nuestras vidas y acercarnos cada vez más a ese momento trágico del que todos queremos inevitablemente huir.

    Por todo esto, más allá de las creencias religiosas o no, creo que no nos deberíamos complicar tanto, tengan claro que el “planeta tierra” más allá de sufrir nuestra extinción cómo especie, se alegrará si esto llega a ocurrir.

    Por lo que, si realmente nos consideramos especiales por tener capacidad de raciocinio, demostrémoslo y seamos “conscientes” de que vivimos con más de lo que necesitamos y que por culpa de ello, muchos otros acortan ese intervalo de tiempo que en los países desarrollados según el sexo, se alarga hasta una media de 80 años, cuando en los países subdesarrollados con suerte algunos llegan a la edad adulta sin ningún problema de salud y otros en muchos casos poseen problemas de salud de carácter mortal.

    Me ha parecido interesante hacer estás anotaciones, porqué en estos tiempos de desenfreno sin sentido, en esta supuesta era de la información y el conocimiento en pro del progreso y que aún no seamos capaces de ver con naturalidad e incluso felicidad a la muerte, ya que cuando fallecemos contribuimos al desarrollo biológico de otros seres vivos etc.

    En definitiva, es anecdótico que canciones cómo “Highway to Hell” sean requeridas para la celebración de funerales, ya que se trata de una canción que describe muy bien lo absurdo de la lógica basada en la acumulación material, de las restricciones y que finalmente desencadena en el final no deseado de la muerte. Que más que verla cómo una tragedia, la ve como un deseo anhelado, por toda la mediocridad que genera el ser humano.

    Para finalizar, pongo aquí la traducción de una parte de la canción que más me llama la atención:

    Vivo tranquilamente, vivo con libertad.
    Abono en un viaje de ida.
    No pido nada, déjame en paz.
    Me lo tomo todo con calma.
    No necesito una razón, no necesito una lógica.
    No hay otra cosa que prefiera hacer.
    En marcha, hora de divertirse.
    Mis amigos irán también.
    Estoy en la autopista del infierno.

    Krishna Castellano García

  • Aura

    Derechos da autor

    Hola, mi nombre es Aura y me gustaría usar la imagen que aparece en su artículo con el nombre de “Camino al infierno”; puesto que lo necesito para usarlo en una tarea de filosofía que me dejaron en el colegio. Para no tener problemas con aquello de los derechos de autor, necesito que por favor, me de permiso para usarla. Espero su respuesta lo más pronto posible.

    Gracias de antemano, mi dirección electrónica es: [email protected]

  • maria belen

    hay dios yo no k ero ir ay eso es para los niños malo yo no k ero ir ok dios cubreme con tu sangre

  • Paula Gonzales

    EL INFIERNO ES ORRIBLE, SI ESTAS EN PECADO CONFIESATE Y ARREPIENTETE …. SOLO HAY OPORTUNIDAD PARA LOS VIVOS, EL QUE ENTRA AL INFIERNO YA NO PUEDE SALIR NUNCA MAS ….