Colin mcrae a muerto

Colin McRae falleció anoche en un trágico accidente de helicóptero. A falta de confirmación oficial por parte de la policía, el agente del ex piloto de rallies, Jean-Eric Freudiger, confirmó que era McRae quien conducía el helicóptero accidentado. Se sabe que no iba solo, aunque se desconoce la identidad y el número de sus acompañantes, todos fallecidos, tras la explosión del aparato. Su hijo, Johnny, de cinco años, sin embargo, parece ser uno de los fallecidos. Y es que el accidente fue de tales dimensiones que la policía se vio incapaz de dar datos sobre las víctimas mortales.

“Sobre las 16.10 horas del sábado 15 de septiembre del 2007, los servicios de emergencia recibieron una llamada que informaba de un accidente de helicóptero en Jerviswoo”, indicaba el informe policial. Los primeros datos eran confusos ya que el avión había ardido “como una bola de fuego”, según comentaron los testigos. Pero, a pesar de las reservas de los agentes, no tardó demasiado en trascender que se trataba del helicóptero del ex campeón del mundo de rallies Colin McRae. “No podemos confirmar cuánta gente gente iba abordo” dada la magnitud de la tragedia, lamentaba una portavoz de la policía local que, junto al cuerpo de rescate y los bomberos, llegaron de inmediato a la escena del accidente.

“No hay supervivientes”

Poco después, en un comunicado, la policía hacía oficial lo evidente: “No hay supervivientes”. Sin embargo, continuaron sin dar más datos sobre las víctimas: “No habrá identificación oficial de ninguna de las personas que ocupaban el helicóptero durante esta tarde –por la de ayer–”.

Algunos medios británicos, no obstante, remitiéndose a fuentes cercanas a la familia, ya ponían nombre y apellido a dos de los ocupantes del aparato caído: Colin y Johnny McRae. Y es que estaba previsto que el ex piloto estuviera volando a Glasgow en el momento de la explosión.

Confirman que era McRae

A última hora de la noche, la posible muerte del escocés se hacía real. Era su agente, Jean-Eric Freudiger, quien confirmaba que Colin pilotaba el helicóptero que había ardido en llamas a pocos metros de la residencia McRae, en Jerviswood. También se encargaba de aportar luz sobre la identidad del resto de pasajeros. Según tenía entendido, el ex piloto viajaba acompañado de su hijo Johnny, otro niño y el padre de éste. Todos ellos perdieron la vida. En casa se habían quedado su esposa Alison y su hija mayor, Hollie, de nueve años.

La policía centra sus esfuerzos, ahora, en identificar a las víctimas para poder hacer oficiales sus muertes, al tiempo que trata de esclarecer las causas que llevaron al helicóptero de McRae a desplomarse en pleno vuelo.

Rival y amigo de Sainz en los 90

Extremadamente tímido e introvertido, el mejor piloto escocés de todos los tiempos compartió con Carlos Sainz la época dorada del Mundial de Rallies, en la década de los 90. Debutó en el complicado Rally de Suecia en 1987 y, con un palmarés de 25 victorias y 42 podios, Colin McRae se proclamó campeón del mundo en 1995 con Subaru, convirtiéndose en el primer piloto escocés en conseguirlo.

McRae y Sainz fueron compañeros de equipo en Subaru y Ford, lo que les llevó a protagonizar momentos de gran tensión y rivalidad, a pesar de que al bajarse del coche hacían gala de una excepcional relación y amistad.

El piloto, hijo del cinco veces campeón británico de rallies Jimmy McRae, acababa de cumplir 39 años, estaba casado con Alison y tenía dos hijos. El escocés, que se caracterizaba por su habilidad para ir al límite sobre cualquier tipo de superficie, disputó su último Rally la temporada pasada, en Turquía. Antes, no había podido resistirse a la tentación del Dakar, en el que debutó en 2004 al volante de un Nissan oficial, con el que logró dos victorias de etapa. Colin regresó al desierto africano al año siguiente y tenía previsto volver a sortear las dunas este año. No sabía el fatal desenlace que el destino tenía planeado para él.

Descanse en paz.

colin-mcrae-dirt2.jpg

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.