Cura detenido por dar positivo después de cuatro misas

CURA BORRACHO

La Policía italiana retiró la semana pasada el permiso de conducir a un sacerdote que dio positivo en el test de alcoholemia tras haber celebrado cuatro misas, según informaron los medios locales.

Los Carabinieri –uno de los cuerpos policiales que operan en Italia– realizaron el test a M.C., sacerdote de 41 años y originario de Bolonia, en el norte del país, justo después de una de las salidas de la autopista que enlaza las ciudades de Turín y Milán.

El hombre dio positivo, con un porcentaje del 0,8, ya que el máximo permitido por la ley italiana es del 0,5. Acto seguido, los agentes le retiraron el permiso de conducir, por lo que el sacerdote tuvo que llamar a amigos o familiares para poder volver a su casa.

Aunque no pudo evitar quedarse sin carnet, el cura se justificó asegurando que ese día había celebrado cuatro misas, a lo que añadió que, en realidad, es abstemio. Por esta razón, el sacerdote ha decidido recurrir al juez de paz para demostrar que su estado no era debido a una consciente y voluntaria ingesta de alcohol.

En el proceso, M.C. será asistido por los abogados Anna Orecchioni y Giacinto Canzona. Ambos cuentan con experiencia en este tipo de causas, después de que hace poco lograran la devolución del carnet a un imán musulmán que también había dado positivo en un test. En este caso, el porcentaje de alcohol había sido de 1.

El religioso islámico también aseguró que es abstemio, principalmente a causa de la norma coránica que prohíbe ingerir bebidas alcohólicas. Sus abogados lograron demostrar que su estado positivo se había debido a un medicamento para calmar el asma.