Del cerdo me como hasta los andares

Después de dejar cerdos muertos en el mar y mirando a través de webcams, los investigadores quedaron “muy sorprendidos” de ver carroñeros marinos, en aguas de bajo contenido en oxígeno, acudir para la comida.

A veces, un estudio científico revela cosas que nunca se espera formen parte del descubrimiento. Este vídeo de National Geographic es un ejemplo de ello.

Si bien se han realizado estudios forenses sobre la descomposición, científicos en Canadá descubrieron animales que habitan en aguas profundas, donde el oxígeno se encuentra en niveles extremadamente bajos, viendo su oportunidad de alimentarse de un cadaver de cerdo.

Los cerdos son utilizados en los estudios de descomposición, porque son anatómicamente similares a los seres humanos.