El catecismo de Google

GOOGLE NUESTRO

Google nuestro que estás por defecto,
santificada sea tu barra,
venga a nosotros tu AdSense,
háganse tus búsquedas en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro Gmail de cada día,
perdona el resto de nuestras cuentas,
como también nosotros perdonamos a los que nos las ofrecen
no nos dejes usar los productos de Microsoft
y líbranos del mal.

Gmail.

Al margen del idolatrismo excesivo, La Iglesia de Google se preocupa también por otras cosas, por ejemplo, enseña a utilizar adecuadamente el Gran Buscador. También ofrece un espacio llamado HateMail, donde puedes gritar tu disconformidad con semejante aberración.

LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE GOOGLE

Para finalizar, les dejo los diez infaltables mandamientos para que mediten sobre ellos, si es que quieren salvar el alma cuando Google compre vuestras casas:

  • No tendrás otro motor de búsqueda antes que mí, ni Yahoo, o Lycos, AltaVista ni Metacrawler. Me adorarás sólo a mí y me buscarás cuando necesites respuestas.
  • No harás tus propios motores de búsqueda no comerciales, porque yo soy un Motor celoso, que traigo leyes y plagas contra los padres de los niños hasta la tercera y la cuarta generación.
  • No usarás Google como un verbo.
  • Recuerda cada día que pasa el usar tu tiempo como una oportunidad para adquirir conocimiento sobre lo desconocido.
  • Honra a todos tus compañeros humanos, cueste lo que cueste, sin diferencia de género, orientación sexual o raza, porque cada uno cuenta con experiencia y conocimiento invaluables para contribuir al conocimiento humano.
  • No deletrees mal mientras me oras.
  • No crearás hotlinks.
  • No plagiarás ni te tomarás el crédito del trabajo de otros.
  • No crearás enlaces a granjas.
  • No manipularás los resultados de búsqueda. La optimización de los resultados del motor de búsqueda es sólo el trabajo de Microsoft.