El chicle que no se pega

Todos hemos pasado por la desagradable experiencia de encontrar los restos pringosos de un chicle en la suela de un zapato, en el bajo de una silla, o (¡el colmo!) en el pasamanos de una escalera.

Sin embargo, todas estas asquerosas incomodidades pueden pasar a la Historia. Revolymer, una compañía surgida en la Universidad de Bristol, ha desarrollado lo que ellos mismos denominan el ‘chicle limpio’.

Se degrada con el agua
El producto ha sido presentado en el Festival de la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia celebrado en York (Reino Unido), y será lanzado al mercado en 2008. Según sus creadores, el chicle puede ser separado con facilidad de zapatos, ropa, suelo y pelo en los que se pegue. Además, se degrada con el agua en 24 horas.Según Terence Cosgrove, profesor de la Universidad de Bristol y jefe científico de la compañía, “la base de esta tecnología empleada en la composición del chicle es añadir un polímero anfifílico a una fórmula modificada de la goma de mascar que altera las propiedades interfaciales de los chicles que se tiran, convirtiéndolos en menos adhesivos a las superficies más comunes”.Los directivos de Revolvymer quieren llamar la atención sobre el ahorro que supondría la facilitación de las tareas de limpieza de un chicle de estas características. A título de ejemplo señalan que sólo la municipalidad de Westminster, en Londres, gasta unas 95.000 libras esterlinas al año en limpiar de chicle del pavimento.Por si no fuera suficiente, los investigadores de Revolymer afirman que su sabor es “magnífico”. En la website de la compañía se pueden ver los tests de no-adhesión a los zapatos.

42-15257092.jpg

 Via: Terra

 

 

 

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.