Fingia infartos para no pagar la cuenta

Robert Farnam, según la policía de Milwaukee, es un farsante. La causa que se le sigue detalla que en un solo día el hombre tomó un taxi y en vez de pagar al final del recorrido simuló un ataque cardíaco. El viaje quedó impago.

A continuación se dirigió a un restaurante donde comió un exclusivo corte de carne vacuna, ensalada, puré, gaseosa, un licuado de frutilla y un brownie. Nuevamente, cuando llegó el momento de abonar tuvo otro ataque cardíaco. En esta ocasión la trama se complicó porque los bomberos lo trasladaron al Hospital del Corazón de Wisconsin.

Un médico del hospital, el doctor William T. Kumprey, estaba harto de Farnam. Había ido una decena de veces en el último mes. El médico le había advertido que si repetía su escena una vez más lo denunciaría a la policía. Según se supo, ese mismo día también había estado ‘recuperándose’ en otro hospital de la zona y según se descubrió había hecho su show en los más lujosos restaurantes de la región.

Farnam, de 52 años, aguarda su sentencia que podría ser de hasta dos años y nueves meses en prisión.