Fortaleciendo pectorales con queso

Hasta de los ratones tenemos que aprender.