Grandes fracasos tecnológicos

La historia del progreso tecnológico ha estado plagada de grandes batacazos, de inventos e ideas con elevadas pretensiones pero que pronto se quedaron en el camino. Algunas se adelantaron a su tiempo, otras eran demasiado caras e inasequibles para el gran público, en otros caso falló el marketing y, por supuesto, muchas simplemente fueron malas ideas o buenas ideas mal aplicadas.

1. Vídeos Beta o Betamax. El famoso formato de vídeo desarrollado por Sony en 1976. Todo el mundo recuerda los tiempos en los que los videoclubes (sí, sí, existían locales llamados así) dividían las películas en Beta y VHS (de JVC). Las cintas Beta eran más pequeñas que las VHS y además ofrecían mejor calidad de imagen, pero tenían dos grandes inconvenientes que las llevaron al fracaso: la ambición de Sony, que a diferencia de JVC se negaba a abrir su estándar, y la longitud de las cintas, que ofrecía 1 hora y 30 minutos de grabación cuando la mayoría de las películas duraba en torno a las 2 horas. Otros formatos de Sony que no alcanzaron el éxito esperado son el minidisc, el laserdisc (que sí caló en el mercado estadounidense) y el UMD.

2. Segway.

Se acabó el andar, se acabó el conducir, el hombre moderno se moverá en carrito de dos ruedas. Al menos eso es lo que prometía el creador del ingenio, el millonario Dean Kamen. La realidad es que el vehículo, presentado en 2001 (seguro que muchos recuerdan la gran publicidad que tuvo en televisión), está de capa caída. Su elevado precio (casi 5.00o euros), su gran coste de producción (que sólo permite fabricar 10 unidades mensuales), los problemas de seguridad (especialmente en los días de lluvia) y la dificultad a la hora de recargarlo han contribuido al fracaso. Es más, el Segway ya ha sido prohibido en algunas ciudades estadounidenses.

3. Apple Newton.

Creada por Apple en 1993, el Newton puede considerarse como un precursor de los PDA (asistentes digitales personales), un ingenio adelantado a su tiempo. Su caractarestíca más destacada era un sistema de reconocimiento de escritura manual, cuya imprecisión fue objeto de crítica y acabó por desprestigiar al invento más de lo que merecía. Aunque su nombre oficial era MessagePad, fue Newton, el nombre del sistema operativo que utilizaba, el que se popularizó.

4. E-books.

Versiones digitales de los libros, libros ecológicos que reducirían drásticamente el consumo de papel. Sin embargo, la realidad se aleja bastante de esta utopía y las nuevas tecnologías no frenan el malgasto exagerado de papel. El término ‘ebook’ se refiere tanto a las obras en formato digital como a los dispositivos que se utilizan para leerlas.

5. Virtual Boy.

La CD-i de Philips, la Jaguar de Atari, la Pippin de Apple y Bandai, la MegaDrive 32X de Sega… Han sido muchos los batacazos en el universo consolero, así que los reservaremos para una lista posterior. Pero vamos a hacer una pequeña excepción con el Virtual Boy, una consola que lanzó Nintendo en 1995 motivada por el interés de aquel momento en la realidad virtual. Con un visor a modo de pantalla, el invento mostraba juegos en unas 3D bastantes conseguidas, pero que sólo tenían dos colores: rojo y negro. Entre los pocos videojuegos que vieron la luz hubo un ‘Mario Tennis’ y un ‘Tetris’ tridimensional. Debido a su escaso éxito, la consola no llegó a Europa.