Hazte una bola de discoteca con tus cds o dvds inservibles

Una bola de discoteca, bola de espejos o bola disco es un objeto más o menos esférico que refleja la luz dirigida a ella en múltiples direcciones, produciendo miles de puntos de Luz que giran alrededor de las paredes de la sala. La superficie de estas bolas consta de cientos o miles de placas, casi todos de aproximadamente la misma forma y tamaño, y cada una de ellas con superficie espejada. Normalmente es montado muy por encima de las cabezas de las personas presentes, suspendido de un dispositivo que provoca que gire constantemente sobre un eje vertical, y son iluminadas por reflectores.

El termino “bolas de discoteca” se utilizó por primera vez en los clubes nocturnos en la década de 1920. Un ejemplo se puede ver en el club nocturno de la secuencia de Berlin: Die Sinfonie der Großstadt, una película alemana mudas de 1927. En la década de 1970, estos dispositivos fueron estándares del acompañamiento de la música disco, y para finales del siglo 20, el nombre de “bola disco” se ha impuesto en gran medida a los nombres anteriores que se han aplicado al objeto.

Los materiales necesarios para hacer una bola disco con CDs son:

– CD’s que ya no sirvan

– Unas buenas tijeras

– Una bola de Poliestireno Expandido (corcho blanco)

– Pegamento fuerte

Para comenzar se cortan los 2 CD, de forma tal que se consigan una gran cantidad de cuadrados, la cantidad y el tamaño de estos dependerá de la bola elegida. La parte que simula un espejo, lleva una película muy fina, que se desprende con facilidad, hay que tener sumo cuidado que esta película no se salga ya que es necesario que los cuadrados queden a modo de espejo. Una vez obtenidos los cuadrados necesarios, pegar uno al lado del otro sobre la esfera de Poliestireno Expandido.

Al terminar se obtendrá una bola disco semejante a la siguiente, solo será necesario iluminarla con alguna linterna o algo semejante para comenzar a disfrutar de sus efectos.

Vía: ikkaro