Hazte una calabaza para Halloween paso a paso

calabaza

Para hacer una calabaza de Halloween primero debes elegir la calabaza adecuada para el diseño que has imaginado. Además, es mejor optar por una verde, para que dure mas tiempo sin echarse a perder. También asegúrate que tenga una base mas bien plana, para que puedas apoyarla sin inconvenientes.

Busca diarios, revistas viejas o un plástico viejo para cubrir la superficie en donde vas a trabajar.

Luego, marca el tamaño del agujero que cortarás para retirar las semillas, no hace falta que sea muy grande, solo lo suficiente par que entre tu mano.

Si no te animas a cortar el diseño de tu calabaza directamente, puedes hacerlo sobre un papel y luego pasarlo a la calabaza o marcarlo directamente en la misma. Utiliza una fibra (que no sea permanente), y trata de no marcar la superficie (hundir, abollar).

Con un cuchillo o sierra corta la tapa de la calabaza. Corta con el cuchillo inclinado unos 45º y con la punta hacia el centro. Antes de retirar la tapa, haz una marca en la calabaza y en la tapa. Esa marca deberá coincidir cuando vuelvas a colocar la tapa, así encajará perfectamente.

Con cuidado, comienza a retirar todas las semillas que hay en el interior. Primero con la mano y luego con una cuchara. Raspa bien para que quede bien limpia. En la zona en donde tallarás la cara, es conveniente no dejar un espesor superior a los 2 cm y medio.

Ahora debes dibujar la cara o motivo elegido. Elige la cara mas lisa. Comienza a tallar (con mucho cuidado y paciencia) siguiendo el dibujo que hayas marcado.

Cuando termines, introduce una vela o linterna para ver como ha quedado, en ocasiones hay que hacerle algunos retoques para lograr el efecto deseado.

No debes hacer toda la calabaza de Halloween en un solo día, puedes tomarte mas tiempo si es necesario, trabajando con paciencia y tranquilidad para no arruinar el resultado final.

Cubre los bordes con vaselina, para que no se quiebren o resequen.

Si cortas la parte superior de la calabaza, podrás iluminarla en su interior con una vela. Si por el contrario, cortas la base inferior, esto te permitirá iluminarla con una instalación eléctrica.

El agujero de la tapa suele ser de suficiente tamaño, marcando unos 15 cm de diámetro.

Si por un descuido has cortado más de lo deseado, tal vez puedas reparar el error agregando un pedazo de calabaza y uniéndola con ayuda de palillos o escarbadientes.

Nunca dejes la vela encendida dentro de la calabaza sin supervisión. Si hueles a quemado es porque la vela es demasiado alta, coloca otra un poco mas pequeña.

No tires todo lo que retiras de la parte interna de la calabaza, te pueden servir para hacer tartas u otras comidas.

Nota. Si no puedes contar con una calabaza, puedes reemplazarla por zapallos, melones o sandías.