Huacachina: oasis en medio de un mar de arena

Existe un oasis en un mar de arena, pero ésta vez, lejos del Sahara. El oasis de Huacachina es el único en todo el continente americano, y se encuentra a cinco kilómetros al oeste de la ciudad de Ica en Perú.

El oasis de Huacachina, es un pequeño lago de fuentes subterráneas rodeado de vegetación, y gigantescas dunas de arena. El lago de aguas color esmeralda permanece igual desde hace décadas, como si no se enterara que está en medio del desierto. La atmósfera y el entorno, contribuyen a hacer de Huacachina uno de los destinos más visitados por los turistas que no quieren obviar los lugares que parecen de otro planeta en Perú. Huacachina posee un clima extraordinario, que lo convirtió en un destino casi exótico para las elites de la sociedad peruana que lo visitaron desde 1940, como un balneario rico en minerales capaces de revitalizar el cuerpo.

El espacio que rodea al oasis fue “urbanizado”, y el lago rodeado de casas, hoteles, y hasta un boulevard. Nada alcanza a quitar el encanto de sus atardeceres, y sus visitantes aseguran disfrutarlos hipnóticos desde lo alto de las dunas que lo rodean. Actualmente es también el lugar ideal para los amantes de los deportes extremos, entre ellos practicar Sandboard:


Vía: 101lugares