Indigente pasa de la pobreza a la fama gracias a su voz

“Soy indigente y mi voz es un regalo de Dios. Soy un ex presentador de radio que que cayó en un período muy duro en la vida. Por favor, agradeceré cualquier ayuda. Dios le bendiga”, rezaba un cartón con el que un indigente de Ohio, de aterciopelada voz de locutor, pedía limosna a los conductores en un semáforo. Esa voz le ha proyectado a la fama de la noche a la mañana.

Con su cartel, Ted Williams logró que un empleado de la empresa Columbus Dispatch no sólo le diera todos los días una limosna, sino que decidiera un día grabarle y colgar el video en YouTube.