Inhabilitado de por vida para los Juegos Olímpicos

Un escándalo para terminar. Esta patada del taekwondista cubano Ángel Matos le va a costar muy cara. Peleaba por la medalla de bronce y, tras ser golpeado por su rival, cayó al suelo. Fue sancionado por pérdida de tiempo y descalificado. Enfadado, empujó a un árbitro primero y luego hizo lo mismo con otro, el juez sueco, al que además le propinó esta patada. La sanción en estos casos es inmediata: inhabilitación de por vida. Matos fue campeón olímpico en los Juegos de Sydney.

Aquí tenéis el vídeo