La casa de las botellas

Olga Reina pasó seis meses recogiendo botellas de vidrio, cerca de su ciudad natal Novoshakhtinsk, Rusia


Con 5.000 botellas fue suficiente para construir la casa de sus sueños.

Con un poco de madera para los marcos y cemento para sujetar las botellas en su lugar, se las arreglo para poder terminarla y vivir en ella.