La nueva Arca de Noé

Éste es el diseño del Arca del futuro, basada en la famosa Arca de Noé, realizado por el arquitecto ruso Alexander Remizov, la construcción estaría realizada en plástico, madera y acero, y utilizaría energías renovables para su automantenimiento. Por el hueco del medio pasaría el viento que generaría energía eólica, las ventanas serían paneles solares para aprovechar la luz solar y su inagotable fuente de energía.
En esta Arca del futuro podrían vivir 10.000 personas. Puede flotar o asentarse sobre el terreno, así que está preparada para el diluvio universal, o un calentamiento global excesivo de los casquetes polares.
Remizov, el arquitecto de la idea, ha comentado:

“Dentro del edificio, la forma de domo promueve la acumulación de aire caliente en la parte superior.
Este calor se recolectará en acumuladores térmicos que permiten su transformación en otros tipos de energía”.