La primera vacuna contra el cáncer de pulmón

Científicos cubanos dijeron el martes que las autoridades sanitarias locales aprobaron la primera vacuna para prolongar la vida de los pacientes de cáncer de pulmón, que ya está disponible en los hospitales de la isla.

El medicamento, Cimavax EGF, ha permitido incrementar el tiempo medio de supervivencia de cuatro a cinco meses e incluso mucho más en algunos enfermos, dijeron los científicos durante una conferencia de prensa en el Centro de Inmunología Molecular.

En contraste con la quimioterapia, el tratamiento tradicional para el cáncer de pulmón, Cimavax EGP tiene pocos efectos secundarios, porque es una proteína modificada que ataca sólo a las células cancerosas, dijeron los científicos.

Cuba sostiene que esta es la primera vacuna para el cáncer de pulmón en el mundo, aunque actualmente se están probando medicinas similares.

“Es la primera vacuna para el cáncer de pulmón registrada en el mundo,” dijo Gisela González, que lidera el desarrollo del fármaco, iniciado en 1992.

El medicamento está siendo sometido a ensayos clínicos en varios países y es muy probable que se apruebe próximamente en Perú, donde se pondría a disposición de los enfermos a fines del 2008, dijo González.

González aseguró también que varias empresas privadas fueron autorizadas para comercializar la vacuna, pero se producirá sólo en los laboratorios de la isla.

Aún está por determinarse el costo del tratamiento.

Tania Crombet, directora de investigaciones clínicas del Centro de Inmunología Molecular, dijo que los extranjeros interesados pueden viajar a Cuba para recibir el tratamiento.

“Es posible ofrecer la vacuna a cualquier paciente, ya que está disponible en Cuba y recibió el certificado de Registro Sanitario, por lo que se puede comercializar y podemos recibir pacientes de fuera,” dijo durante la conferencia de prensa en La Habana.

La excepción serían los estadounidenses, dijo, quienes están limitados de viajar a Cuba por el embargo comercial que aplica Estados Unidos a la isla desde 1962.

“Aunque existe una nueva herramienta terapéutica aprobada en Cuba, ellos (los estadounidenses) probablemente no podrían llegar a la isla para recibirlo a causa del embargo,” dijo Crombet.

El fármaco ha sido aprobado para ensayos clínicos en Estados Unidos, pero faltan todavía dos o tres años para que pueda ser utilizado en ése país, dijo González.

El Estado cubano controla la industria biotecnológica, que incluye unos 50 centros de investigación y es considerado uno de los más avanzados de los países en vías de desarrollo.

Cuba produce actualmente 38 medicamentos que se comercializan en unos 40 países. De 1991 al 2006, las exportaciones del sector generaron ingresos por unos 345 millones de dólares, según cifras oficiales.