Las bayas de Goji un aliado para tu salud

La historia de las bayas de goji se remonta hasta hace aproximadamente 2.000 años de antigüedad en el Tíbet, Corea y Japón , dichas bayas fueron usadas por la dinastía Tang del siglo VII y dinastía Ming del siglo XVI con fines medicinales. Las bayas de goji derivan de dos especies arbustivas de la familia de las solanáceas cercanas entre sí: Lycium barbarum y Lycium chínense, gracias a este dato podemos conocer claramente que el origen de las bayas de goji se extendió desde el sudeste de Europa hasta el sudeste de Asia.

La Baya del Goji (pronunciado Goyi) es una fruta desecada de un color rojo intenso, aproximadamente del tamaño de una pasa y con un sabor que podría asemejarse a una mezcla entre arándano y cereza. Crece en arbustos que pueden alcanzar una altura de 4,5 metros en los valles protegidos por las cordilleras del Himalaya, el Tibet y Mongolia.

Los Hunzas, habitantes de los valles de la cordillera del Himalaya, son conocidos por ser el pueblo más sano y feliz de la Tierra. De hecho, su notable salud y su excepcional longevidad han llamado la atención de diversos investigadores. Tras varios años de observación, los expertos concluirían que su peculiar resistencia a la enfermedad y al envejecimiento se debe a las extraordinarias condiciones en las que viven, a 4.000 metros de altura y sin contaminación de ningún tipo, y a su alimentación, basada en la ingesta diaria de vegetales y de las Bayas de Goji que crecen en sus valles.

Existen en Asia abundantes leyendas sobre el Goji. Una de ellas cuenta la vida de un chino llamado Li Qing Yuen, que nació en 1678 y vivió 252 años. ¿En qué consistía el secreto de esta feliz, activa y prolongada vida? Simplemente, en el consumo diario de una “sopa” de cerezas de Goji. Dichas bayas son tan veneradas por sus propiedades nutricionales y terapéuticas que en todo Asia central se celebra cada año una fiesta en su honor que dura dos semanas, no en vano, es el alimento que utiliza la milenaria Medicina Tradicional China para recuperar el chi o energía vital.

Composición por cada 100 gramos de bayas de goji

Grasas 5.7 g
Grasa saturada 1.1 g
Proteína 10.6 g
Hidratos de carbono 21 g
Azúcares 17.3 g
Sodio 24 mg
Energía (kcal) 346
Calcio 112.50 mg
Hierro 8.42 mg
Fibra 7.78 mg
Vitamina C 306 mg
Caroteno 7.38 mg
Aminoácidos 8.48 mg
Tiamina (B1) 0.15 mg
Polisacáridos 46.5 mg

Sus beneficios son estos:

  • Alarga la vida protegiendo al cuerpo del envejecimiento prematuro.
  • Nos hace sentirnos más jóvenes y alegres.
  • Incrementa la energía y la fuerza.
  • Fortalece el corazón y la sangre.
  • Ayuda a mantener la presión sanguínea en parámetros saludables.
  • Reduce el colesterol y evita su depósito en los vasos sanguíneos.
  • Supone una ayuda inestimable para prevenir el cáncer.
  • Ayuda a normalizar los niveles de azúcar en sangre.
  • Mejora la salud ocular y la visión.
  • Mejora la resistencia a las enfermedades.
  • Mejora la respuesta inmune.
  • Restaura y repara el ADN.
  • Combate la inflamación y la artritis.
  • Ayuda a perder peso.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo.
  • Alivia el insomnio y mejora la calidad del sueño.
  • Mejora la respuesta sexual y la fertilidad de ambos sexos.
  • Alivia los dolores de cabeza y los mareos.
  • Ayuda en el embarazo y la menopausia.
  • Protege el hígado.
  • Fortalece músculos y huesos.
  • Ayuda a mantener una buena función renal.
  • Mejora la memoria.
  • Alivia la tos seca crónica.
  • Reduce la ansiedad y el estrés.
  • Mejora la digestión.

Vía: lomejordecadacasa