Llevamos 46 medallas en las Paraolimpiadas

La delegación española ganó el sábado tres medallas más en los Juegos Paralímpicos Pekín 2008, elevando a 46 el número de metales y colocándose en el octavo puesto del medallero que, al igual que en los Juegos Olímpicos, lideran los anfitriones.

Ignacio Ávila se hizo con el bronce en los 1.500 metros T13 (categoría de deficiencias visuales) con un tiempo de 4 minutos 7 segundos, en una carrera que ganó el keniata Henry Kirpono Kirwa parando el reloj en 4’06″11. El cubano Lázaro Raschid se llevó la plata, haciendo un crono de 4’06″40.

Es la segunda medalla olímpica del barcelonés, que ya tiene en casa una plata de los relevos 4×400 de Sydney. Su hermano Abel, que también competía en los 1.500, terminó noveno.

El segundo metal del día fue el bronce de Esther Morales en los 100 espalda de natación S10, donde quedó tercera por detrás de la neozelandesa Sophie Pascoe y la sudafricana Shireen Sapiro, que batieron juntas el récord del mundo con un tiempo de 1 minuto 10,57 segundos. Morales tocó el muro de la piscina del Cubo de Agua de Pekín tras 1 minuto 13,77 segundos.

Antes, Javier Ochoa quedó segundo en la carrera de ciclismo en ruta LC3-4/CP 3, superado en el sprint final por el británico Darren Kenny. El vizcaíno de 34 años suma así esta plata al oro de contrarreloj en carretera que consiguió el viernes, adelantándose en esa ocasión a Kenny. En los Juegos de Atenas 2004 logró también un oro en la combinada de carretera y una plata en persecución individual en pista.

Los deportistas españoles han ganado hasta ahora 12 medallas de oro, 18 de plata y 16 de bronce.