Los países islámicos retocan el escudo del Barça

La cruz de Sant Jordi, uno de los emblemas que incluye el escudo del FC Barcelona, se ha convertido en un problema para los responsables de la expansión de la fe azulgrana en los países de religión musulmana, donde han llegado a borrarla de la camiseta para no herir sensibilidades. Un problema similar afectó hace unas semanas al Inter de Milán, cuando decidió vestir una equipación conmemorativa de sus cien años de existencia en un reciente partido de Liga de Campeones contra el Fenerbahçe de Estambul. Según publicó La Vanguardia el pasado lunes y se hicieron eco después los medios italianos, la camiseta del Inter, totalmente blanca con una gran cruz roja en la parte anterior, provocó encendidas réplicas en la prensa turca, hasta el punto que un abogado turco decidió presentar una denuncia a la UEFA, solicitando una sanción para los interistas por la exhibición de esa cruz “que recuerda la de los templarios y las cruzadas”. El abogado, Baris Kaska, explicó que pide una sanción por una actitud que a su juicio “manifiesta de forma explícita la superioridad racista de una religión”.

La cruz de Sant Jordi, que luce el Barça en su escudo desde hace más de cien años, no resulta soportable en ciertos países y ámbitos de religión musulmana y de hecho en las zonas con normas más rígidas, como Arabia Saudí, han optado por eliminar la cruz del primer cuarto del escudo.

barsa-cruz.jpg