Los termómetros de mercurio pasan a la historia

clinical_thermometer_387

Los termómetros de mercurio pasarán a la historia en abril de 2009. A partir de esa fecha quedará prohibida la comercialización de estos instrumentos en la Unión Europea, según establece una directiva comunitaria aprobada en julio de 2007, que concedía a los Estados Miembros de la Unión Europea un período de 18 meses para adaptar sus legislaciones nacionales.

En concreto la normativa restringe la comercialización de aparatos de medición que contienen mercurio, salvo aquéllos de más de 50 años y los barómetros, como consecuencia de los riesgos nocivos de este elemento para la salud y el medioambiente. La directiva no afecta a aquellos termómetros de los que ya se esté haciendo uso.

Por ello, la OCU subraya la importancia de que, una vez finalizado su uso, los termómetros sean entregados en un punto limpio.

“Si se tiran a la basura o al vertedero, pueden acabar en el mar, donde el mercurio se acumula en los peces”, señala la organización que destaca la presencia de restos de este elemento entre las especies más típicas de la costa del Mediterráneo.