Muerte en la Nascar México Series

El piloto mexicano Jorge Goeters, involucrado en el accidente que costó ayer la vida a su compatriota Carlos Pardo, dijo hoy estar consternado porque le fue imposible evitar el impacto y su fatal desenlace.

“De pronto él (Pardo) cambió la trayectoria y a 220 kilómetros por hora no daba tiempo para hacer nada. Espero que su familia me de la oportunidad de ayudar de alguna manera”, dijo hoy Goeters.

Carlos Pardo lideraba la cuarta etapa de la serie Nascar México Series, disputada en el circuito ovalado Miguel E. Abed, de 2.4 kilómetros de longitud, cuando a tres vueltas del trayecto de cien hizo una maniobra para defender su posición del ataque de Goeters.

El piloto, de 33 años, fue alcanzado en la parte central de su automóvil por Goeters y tras el contacto fue lanzado contra un muro de contención de la pista.

Pardo murió mientras era atendido en un hospital al que fue conducido por un helicóptero desde el autódromo de Amozoc, distante veinte kilómetros de Puebla, capital del estado del mismo nombre.

La carrera de Puebla de la serie Nascar México quedó suspendida por el percance y Pardo fue declarado ganador por considerar los organizadores que en ese momento lideraba la prueba, delante de Goeters, a quien se le adjudicó el segundo lugar.

Goeters dijo hoy sentirse muy mal porque desde niño tuvo una amistad cercana con Pardo, y en la actualidad las esposas de ambos tienen buena relación.

Minutos después del accidente, Rubén Pardo, hermano de Carlos y quien también participaba en la prueba, intentó golpear a Jorge Goeters, lo que dijo entender como consecuencia del momento anímico.

La muerte de Carlos Pardo es la segunda en la historia de la Nascar México Series, después del fallecimiento de Marcelo Núñez, hace cinco años en Monterrey, norte del país.

Carlos pardo ganó once de las 75 carreras que disputó, obtuvo ocho ‘poles’ y 26 veces terminó en los tres primeros puestos.