Navegar por la Red no es muy bueno para el cerebro

El uso de la red está motivando cambios evolutivos en el funcionamiento del cerebro. La web y los sms nos entrenan para pensar más rápido y filtrar mejor la información

Gary Small, un neurocientífico de la UCLA en California que está especializado en el funcionamiento del cerebro, ha descubierto mediante estudios que buscar en Internet y mandar mensajes de texto ha hecho a los cerebros más avezados a la hora de filtrar información y tomar decisiones rápidas.

Sin embargo, aunque la tecnología puede acelerar el aprendizaje e impulsar la creatividad, puede tener desventajas, ya que puede crear adictos a Internet cuyos únicos amigos son virtuales y ha provocado un drástico aumento en el diagnóstico de desórdenes de déficit de atención.

Small, en cualquier caso, alega que la gente que estará al frente en la próxima generación será la que tenga una mezcla de habilidades tecnológicas y sociales.

“Estamos viendo un cambio evolutivo. La gente en la próxima generación que realmente va a destacar son los que dominan la tecnología y también las habilidades del cara a cara”, dijo Small.

“Sabrán cuándo la mejor respuesta a un email o a un mensaje instantáneo es hablar en lugar de sentarse y seguir enviando correos electrónicos”.

Small, director del Centro de Investigación de Memoria y el Envejecimiento en el Instituto Semel para Neurociencia y el Comportamiento Humano y el Centro sobre Envejecimiento en la UCLA, dijo que el cerebro era muy sensible a los cambios en el entorno como los que trae la tecnología.

Internautas en peligro

Señaló que un estudio de 24 adultos mientras utilizaban Internet descubrió que los internautas experimentados duplicaban la actividad en áreas del cerebro que controlan la toma de decisiones y el razonamiento complejo que los novatos.

“El cerebro está muy especializado en su sistema de circuitos y si repites tareas mentales una y otra vez reforzará ciertos circuitos neuronales e ignorará otros”, declaró Small.

“Estamos cambiando el entorno. El joven medio pasa ahora nueve horas al día exponiendo su cerebro a la tecnología. La evolución es una mejora de un momento a otro y lo que vemos es cómo la tecnología afecta a nuestra evolución”.

Small dijo que esta multi-tarea podría causar problemas.

La generación experta en tecnología, a los que llama “nativos digitales”, siempre están explorando en busca de la próxima pieza de nueva información, lo que puede provocar estrés e incluso daños en las redes neuronales.