Rata en la lata

Una pareja de jubilados descubre una rata en una lata de conservas

Una pareja de jubilados de la localidad de Glanes, en el sur de Francia, dijo haber descubierto el jueves pasado una rata en un bote de judías verdes que compraron en un supermercado de la cadena Leclerc, situado cerca de su domicilio.

“Es inadmisible. Por los demás consumidores, me dan ganas de poner una denuncia”, declaró a AFP Claudine Putcrabey, de 68 años, que dice que ya no puede “volver a comer judías verdes”.

Según la pareja, que avisó del hallazgo a la prefectura del departamento de Lot, el bote de conservas, fabricado en Francia, llevaba la marca ‘Notre jardin’.

“Llamamos al servicio de consumidores del fabricante, que figuraba en la etiqueta. La operadora nos pidió el número de lote, el código de barras y la fecha de fabricación y nos pidió enviarlo todo a Leclerc. Y también pidió disculpas”, añadió la señora Putcrabey.

“Una simple disculpa del servicio de consumidores no es suficiente”, dijo por su lado su esposo Jean-Guy, de 60 años, quien cree necesario denunciar el hecho por deber de “responsabilidad ciudadana”.

Interrogada por AFP, la dirección del supermercado indicó que el servicio de calidad de su central de entrega de productos (Scamark) ha abierto una investigación.

“La presencia de roedores en botes de conserva de legumbres es un riesgo identificado, pero muy poco frecuente”, declaró el viernes la cadena de supermercados Leclerc.

“En lo que se refiere a las conservas de legumbres, de los 120 millones de botes vendidos cada año, la cadena constata una media de dos incidentes anuales”, indicó un comunicado del servicio de prensa de Leclerc.