Recordando buenos tiempos 1ª parte

MANO LOCA

Era buena para darle tobas a los colegas y compañeros de pupitre. En casa su uso era más limitado porque cada mancha que dejaba la mano en la pared significaba un zapatillazo de tu madre. Al final, cuando estabas hasta los huevos de ella terminabas por arrancarle los dedos uno a uno e intentar hacer pelotillas con ellos.

LOS CHINITOS DE LA SUERTE


Estos los usaban más las tías que los tíos. Se emocionaban cuando iban enseñando la colección de chinitos sin darse cuenta de que parecía que llevaban un juego de bolas chinas encima. Sería por eso lo de los chinitos. Al final dejeneraron en chupetes de la suerte, mucho más molones y mucho más incómodos de usar como bolas chinas. Que digo yo.

LOS CHICLES BOOMER

Quien no se acuerda del tío Boomer en los anuncios estirándose para que un grupo de niños cabroncetes le pisotearan. Pedazo de pompas que se hacían con este chicle. Luego fueron sacando una variedad de sabores de lo mas originales.

LOS TAZOS


Esto empezó a salir con las bolsas pequeñas de matutano. Nunca entendí bien su funcionamiento. Era como jugar a la peonza pero en cutre. No era rara la ocasión en que comías Boca Bits con ansia y entre corteza y corteza aparecía un cacharro de estos para joderte una encía.

LAS PEGATINAS TOI

Estas salían con el Bollycao. El que tenía la carpeta más forrada con tois se convertía en el puto amo. Te salía uno que no tenía tu compañero y hasta le puteabas. “Mira, me ha salido el “Toi empalmao””, y el tío te miraba con una cara de querer comprarse dos camiones de bollycaos que hasta te asustaba.

EL BLANDIBLU

Esto molaba los dos primeros días. Cuando te dabas cuenta que no era como la plastilina y que solamente servía para atraer el polvo de los muebles

CAMARA PAYASO

Juguete “tocapelotas”, sobre todo cuando estaba tu padre viendo una peli del oeste y te liabas a meter la cabeza del payaso dentro de la cámara una y otra vez, sin parar.

SACA POMPAS


Te duraba el cacharrito lo que le daba tiempo a tu madre a darse cuenta de que te habías gastado todo el bote de champú. Después del zapatillazo, te escondía el saca pompas y te tocaba hacer los deberes sí o sí.

CONECTA 4

Los que teníamos mal perder lo solucionábamos todo tirando de la palaquita de abajo justo cuando nos iban a ganar. Se iban todas las fichas a tomar por culo y tu colega se quedaba con cara de “Jo, te iba a ganar”.

LAS PLASTIDECOR


El color carne era el puto amo de los colores. No había dibujo que no cobrase vida con aquel color ¿Quién tuvo la caja de veinticuatro?

PLUMIERES ESCOLARES


El primer día fardabas de estuche como un campeón. A la semana ya se te había perdido la goma borrar. Al mes el cartabón estaba partido por un lado y a la escuadra le faltaba la punta. Y al final del curso ya ni te lo llevabas a clase porque solamente te quedaba vivo el lapicero de color blanco ¿Quién coño pintaba con el blanco?

LOS PLAYMOBIL


El  rey de los escenarios clickianos era el Barco Pirata. Al final de tanto jugar con los clicks se nos quedó complejo de mano de playmobil. Y si no, obsérvate cada vez que sujetes un cubata. Inevitable.

EL CINEXIN

Con esto sí que fardabas. Y si encima tenías un amigo cachondo que sabía hacer la voz del Pato Donald tenías película doblada al mismo precio.

SI QUIERES ECHARLE UN VISTAZO A LA 2ª PARTE PINCHA AQUÍ