Remedios naturales para adelgazar

Ponerse a dieta requiere una gran fuerza de voluntad
Ansiedad, mal humor, hambre y debilidad son ‘efectos secundarios’ habituales de las dietas de adelgazamiento. Pero hacer dieta no tiene por qué ser sinónimo de sufrimiento. Hay un montón de remedios naturales que puedes emplear para no enfrentarte sola a este trance.
Eso sí, primero debes ponerte en manos de un endocrino o nutricionista que te haga una dieta equilibrada y a medida. Después, tener en cuenta que aunque los remedios que vamos a proponerte son naturales, deben ser tomados con control, a ser posible, con la supervisión de tu médico o dietista.


Dónde los encuentro

En farmacias, parafarmacias, herbolarios y tiendas de nutrición natural. En estos establecimientos venden remedios de fitoterapia, es decir, hechos a base de plantas y flores: desde las infusiones de toda la vida, a cómodas cápsulas, comprimidos o extractos.
También encontrarás complementos y suplementos vitamínicos y alimenticios naturales que pueden proporcionarte energía. Además, hay toda una serie de productos que puedes incorporar a tu dieta para hacerla más completa, aumentar el efecto saciante de tus comidas o picar entre horas sin darle calorías vacías a tu cuerpo.

Para que no te coman los nervios
Estar a dieta suele producir nervios, irritación y hasta mal humor. Es normal, no poder comer lo que quieres o comer todo soso y ligero puede poner tenso a cualquiera. Además, las dietas generan una ansiedad por la comida que normalmente se traduce en picoteo a deshora y asaltos furtivos a la nevera. Para estar tranquila y relajada, prueba con:
Cápsulas o comprimidos de valeriana y pasiflora.
Infusiones de tila y amapola.
Infusiones de hipérico si estás muy decaída o tienes depresión.
Esencias de flores para darte baños relajantes.

Para no comerte los nudillos
Siempre pasa: estar a dieta te hace tener más hambre todavía y querer comer cosas prohibidas a todas horas. A veces es algo más psicológico que una necesidad física. Pero también es normal, ya que al estar a dieta ingieres menos calorías de las que tu cuerpo está acostumbrado, y te pide más. Además, de tomar un producto relajante, prueba con:
Fibra soluble: mezclada con las comidas, te dará sensación de saciedad.
Barritas sustitutivas de las comidas y snaks bajos en calorías, por si no puedes comer de régimen o tienes muchas ganas de picar.
Pan, pasta y cereales integrales: además de tener menos azúcares contienen más fibra, por lo que te quitarán el hambre durante más tiempo.

Para evitar la retención de líquidos
Es normal que al recibir menos alimentos, el cuerpo retenga el líquido de los que le das y no quiera soltarlo. También es un problema común entre las mujeres, lo muchas veces hace que tengamos más volumen del que corresponde a nuestro peso. La solución no es beber menos líquidos -lo que resultaría muy perjudicial- sino eliminarlos correctamente. Prueba con:
Preparados o infusiones de cola de caballo, abedul, vara de oro y diente de león.
Pu Erh o té rojo: no sólo es depurativo y diurético, sino que te ayuda a hacer la digestión y a reducir el colesterol.
Infusiones diuréticas de diente de león.

Para ir bien al baño
Este es otro de los inconvenientes de estar a régimen. Si no se sigue una dieta equilibrada y sana que contenga la suficiente fibra y nutrientes, se corre el riesgo de alterar la función intestinal. También es un mal común en muchas mujeres. Para solucionarlo prueba con:
Fibra soluble en polvo para añadir a tus comidas.
Semillas de lino: es un laxante suave que no irrita el estómago, sino que estimula su acción.
Salvado: tiene el mismo efecto que el anterior y puedes tomarlo mezclado con cereales.

Para quemar más grasas
También hay plantas que potenciar el efecto adelgazante de la dieta debido a que potencian el metabolismo o impiden la absorción de grasas. Pero recuerda que no pueden tomarse sin control ni de forma permanente, porque también pueden impedir que tu organismo asimile los nutrientes que necesita. Prueba con:
Chitosán: tómalo sólo cuando hayas hecho una comida muy copiosa para evitar la absorción de grasas.
Carnitina: ayuda a tu organismo a quemar grasas.
Cremas reductoras a base de algas y carnitina: aplícatelas siempre con un buen masaje.

Para tener fuerzas
La debilidad es uno de los efectos más desagradables de estar a dieta y por la que muchas personas abandonan. Si no haces un régimen adecuado, tus niveles de hierro pueden caer por los suelos y encontrarte con una anemia de caballo. Para tener energía y vitalidad aunque estés a dieta prueba con:
Suplementos a base de ginseng y macandina.
Jalea real: puedes tomarla combinada con los anteriores.
Guaraná: te dará mucha energía, pero no debes tomarlo si tienes ansiedad o nervios.

  • http://www.med-alternativa.com/ Naturalmente

    Muchos remedios naturales incorporan ingredientes herbarios que han probado ser efectivos en el control del apetito y el metabolismo. Pero no todos los fabricantes de remedios naturales para adelgazar utilizan metodos de fabricacion de alta calidad o incorporan métodos de extracción herbaria que aseguren la biodisponibilidad y el equilibrio de todos los ingredientes activos contenidos en las hierbas. Debe tambien tomar en consideracion que las formulas para adultos no necesariamente son seguras para niños o adolescentes. Estos métodos de fabricación también reducen la probabilidad de efectos secundarios y mantiene todos los ingredientes activos en equilibrio perfecto – exactamente como la naturaleza previó. Antes de comprar remedios para adelgazar, asegurese de la reputacion y metodos de fabricacion utilizados.

  • http://sdx evelyn karolay perez blanco

    me gusta esta pajina por que es muy buena pero tienen que poner nombre de lo medicamentos que nos recomiendan para poder ir de compras ok