Un paseo por el Cortijo Jurado

En las afueras del pueblo de Campanillas, en Málaga, se ubica Cortijo Jurado, un cortijo que fue construido a finales del siglo XIX por encargo de Manuel Agustín Heredia, cabeza de familia de uno de los clanes burgueses más poderosos de Andalucía. La mansión, de estilo gótico anglosajón, mantiene una estructura cerrada en torno a un patio central con puertas hacia la casa, la capilla y los establos. Se trataba de una antigua villa residencial y finca de explotación agrícola, pero en la actualidad Cortijo Jurado se ha convertido en un montón de escombros sobre los que se iba a edificar  un hotel, decir que lo del hotel lo llevo escuchando desde el año 2001. La ultima vez que estuve por allí en el año 2005  todo seguía igual. En 2003, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, puso la primera piedra de las obras, que deberían haber terminado en 2005. Sin embargo, las dificultades financieras, que incluyen el embargo del cortijo Jurado por impago de deudas, tienen paralizadas las obras.

La leyenda de Cortijo Jurado cuenta que decenas de jóvenes pudieron haber sido víctimas de brutales rituales y torturas en los sótanos de la mansión, para diversión de sus inquilinos, señores que podían sobornar a placer para escapar de la justicia. Casos de desapariciones de muchachas que más tarde serían usadas en tétricos rituales sexuales satánicos traídos desde Francia e Inglaterra, siendo enterradas a grandes profundidades en el propio terreno del cortijo. Quizá por eso, la leyenda negra y los fenómenos extraños se manifiestan de forma frecuente.

El misterio comienza desde su construcción, de la que no hay fecha exacta, ni datos al respecto, aunque se piensa que pudo ser construida en 1850, la cual permaneció durante mas de sesenta años a la familia Heredia, quien debido a la bancarrota, se ve obligado a vender a los marqueses de Larios.

Los archivos policiales de la época no mienten: entre 1890 y 1920 aparecieron torturados los cuerpos de cinco jóvenes en los alrededores de la finca. Nadie fue encarcelado por los horribles crímenes. Parece ser que el soborno calló las bocas de quienes tenían mucho que decir, y que el tiempo condenó al olvido la desgracia de muchas familias malagueñas. Sin embargo, Cortijo Jurado comenzó a hablar: apariciones fantasmagóricas, gritos aterradores, golpes y luces inexplicables… ¿Reclaman las asesinadas justicia desde el Más Allá?

Desde que los medios de comunicación se hicieran eco de la leyenda de Cortijo Jurado, varios especialistas en parapsicología (curiosos, investigadores, médiums, etc.) se han acercado hasta la antigua mansión de los Heredia. Muchos testigos aseguran haber visto figuras fantasmagóricas de niñas que vagan por las habitaciones. En las fotografías es frecuente que se reflejen extraño efectos lumínicos. Varias psicofonías obtenidas en el cortijo captaron desgarradores gritos infantiles y ruidos de latigazos.

fantasma20cortijo

Se mantiene la firme convicción de la existencia de una larga gruta subterránea que partiría del interior de Cortijo Jurado, para adentrarse finalmente en la vecina finca Colmenares, hoy día sede social de un campo de golf. Aquellas chicas muertas serían trasladadas por este angosto sendero bajo tierra, alejándose así de un lugar tan vistoso como es Jurado, para deshacerse de ellas en la otra casona, perdida entre la espesura de árboles y matojos.


Primera parte

Segunda parte

Un anciano vecino, trabajador del cortijo en esos tiempos, cuenta que los dueños les prohibían tajantemente bajar al “otro sótano”, pero una noche en que la curiosidad pudo más que la prudencia, se adentró en el subsótano, descubriendo aparte de una sala circular, con paredes de piedra perfectamente pulida y suelos de baldosa, numerosos túneles, todos de piedra tallada, y de trazado totalmente recto, (con unos extraños dibujos cincelados en la roca, uno de ellos era una cabra, otro una serpiente, del otro dibujo que se repetía, no recordaba con exactitud pero le parecía un triangulo con algo más dentro), que abarcaban más allá de la finca, (habla de aproximadamente 3 km.) que debían cruzar incluso el río, puesto que escuchaba el sonido del agua, siguiendo uno de ellos, llegó a una escalera que terminaba en una trampilla imposible de abrir, pero que por la lejanía él piensa que ya hacía rato había traspasado el límite de la finca.
Siguiendo otro de los túneles, observó lo que según él le puso la piel de gallina, nichos construidos de forma rudimentaria, tumbas improvisadas en el suelo de tierra, aparatos que recordaban míticas máquinas de tortura, polvorientos y mohosos látigos de puntas metálicas, y lo que es peor, restos óseos de personas de edad y sexo indefinido, que aparecían amontonados a uno y otro lado. “Una muñeca de trapo, sucia y desaliñada, descansaba junto a un cráneo con abundante y largo cabello”.


Tercera parte

Cuarta parte


  • Guerrillero

    ¡Mira que sois pesados todos los que investigais esto! Soy de Málaga capital y cómo cualquier habitante de esta ciudad o de Campanillas os diría, yo os digo a ver si os enterais de una santa vez que: ¡NO EXÍSTE NINGÚN PUEBLO LLAMADO “CAMPANILLAS”! Campanillas es UN BARRIO del extrarradio de la capital malagueña. ¿O alguna vez habieis vísto un pueblo sin ayuntamiento? Id a Campanillas y preguntad por el ayuntamiento “de este pueblo” ya vereis como se parten de risa.