Una empresa subasta en internet a cinco actores como acompañantes para la Nochebuena

Aquellos que tengan dinero y que se sientan solos en Nochebuena o quieran aportar un toque diferente a las típicas cenas familiares están este año de enhorabuena gracias a una singular iniciativa de una agencia de espectáculos, que ha sacado a subasta en internet a cinco actores como acompañantes para el ágape de la noche del 24 de diciembre.

La Central del Espectáculo, empresa que ha impulsado esta iniciativa, ha matizado que lo que subasta no es a los actores, sino su trabajo artístico, y que el precio de la puja incluye el coste de la cena, en un restaurante de Barcelona o de Madrid, para el postor y el intérprete.

Hasta el próximo sábado, los interesados pueden pujar por uno de estos familiares ficticios en el portal de subastas Ebay, donde un navegante ya ha ofrecido hasta 350 euros por la compañía de uno de estos actores, en este caso Andrea, una joven barcelonesa de 27 años.

Quien cene con ella descubrirá que, por esa noche, la joven encarnará a su hermana ficticia, una diplomática con don de lenguas que trabaja en las Naciones Unidas y que se codea con el presidente de Estados Unidos, George Bush, y el de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, entre otros dirigentes mundiales.

Un gafe, un cuñado viajero, una sobrina refinada o un actor de Hollywood

Menos éxito está teniendo en la subasta, por el momento, el actor Carlos Eustaquio Torres, un tipo que se define como “gafe profesional” y por el que los usuarios solo habían ofrecido 40 euros.

Las personas que lo deseen también tienen la opción de pasar la Nochebuena en compañía de un exitoso primo que trabaja como actor en Hollywood, de un intrépido cuñado que ha recorrido 79 países en bicicleta o de una sobrina refinada que actúa en la Comédie Française.

Animación de cenas familiares aburridas

La Central del Espectáculo asegura que este “alquiler de familiares” no está pensado únicamente para personas sin nadie con quien cenar en Nochebuena, sino que también es una buena opción para “aquellas cenas que, aun estando repletas de gente, resultan más aburridas cada año”.

“Sentar a la mesa a un miembro nuevo puede ser una forma de pasar una noche distinta e inolvidable”, asegura la Central del Espectáculo.

Via: elperiodico

  • JESÚS

    Joer, pos yo quería pujar por el pichicola, coño, que poca delicadeza al no ponerte, tío. (aunque preferiría a una tía…, que le vamos a hacer)
    FELIZ NAVIDAD !!!!!!!!