Uñas in extremis

Imagínese por un momento que Ud. es un fanático de Super Mario Bros. Ud. adora cada nivel de este inocente videojuego y desea revivir sus logros y decepciones dentro de ese universo cibernético a cada momento. Decide entonces esculpirse y pintarse las uñas con motivos relacionados.

También podría ser que Ud. ame la comida basura o las golosinas y que estas preferencias le parezcan razón suficiente para deformarse la punta de los dedos. Es posible asimismo que Ud. estuviera obsesionado con un personaje determinado y que no le importara que lo cataloguen de estúpido cada vez que saca las manos de los bolsillos.

 

En fin. Hay cantidad de excusas para llevar sus uñas al extremo. Como por ejemplo querer adornarse según la época del año o las festividades. A menos, claro, que le guste comer el pollo con la mano.

 

  • Madre mía que grima dan las uñas esas.

    Puaggg

  • Lokaa

    la cancion desiaa asi: nena dame ya tu boca que me vuelve loco, y mas palante desiaa: y dame un beso de esos que e soñado