Vampiros psíquicos o gente tóxica

Vampiros psíquicos o gente tóxica

gente toxica vampiros

gente toxica vampiros

Si después de hablar con una persona de contarle algo, te has quedado vacía con una sensación de angustia ,has estado en contacto con un VAMPIRO PSIQUICO.

La gente tóxica, también conocida como “vampiros psiquicos” tienen baja autoestima y se sienten deprimidos consigo mismos, que para subirse su estado del animo, hace que a los otros se les decaiga el suyo infundiéndoles confusión, inseguridad, dolor y tristeza en sus mejores momentos: dias comunes en que te vea bien, o una fiesta, un cumpleaños, un viaje que te ilusionaba, un nuevo empleo, una alegria cualquiera…. Pueden parecer tu mejor amigo, tu pareja, y hasta pareciera que te quiere, pero OJO, en un dos por tres, pueden pasar a criticarte, hasta a mentir sobre tu vida, si es necesario, siempre de forma “inocente”, y “para ayudarte”, para que se caigan tus mejores momentos.

Lo puede hacer directamente o indirectamente, contando indiscreciones verdaderas o no, al resto.

Es gente que absorbe tu alegría, a través de su propia negatividad camuflada en “criticas constructivas” Son los que antes o después o durante una fiesta o reunión, te hacen un comentario o te dicen algo, que te envenena la sangre, o se pelean sin sentido, te provocan, y después te pueden abrazar y decirte que todo esta bien, que te olvides de todo, “que ya no peleen mas” (cuando a ti, ni se te ocurrio) y que disfrutes de la reunion….. .pero ya no puedes, lo lograron. Se alimentan de matarte, de una forma u otra, tus ilusiones.

María Jesús Ribas dice que;Los celos, el ansia de éxito y el amor en exclusiva, están en el origen de los vínculos dañinos. Hay seres tóxicos capaces de infectarnos con su negatividad, pero también antídotos y técnicas para librarse de quienes nos amargan la vida e impiden crecer.
¿Por qué algunas personas cercanas, queridas o amigas, nos hieren, se enfadan con nosotros, tratan de vencernos, buscan disgustarnos o intentan dañarnos con frases sarcásticas o respuestas que desaniman o al alegrarse falsamente de nuestra felicidad o éxito?
¿Como superarlas? aplicar una serie de antídotos contra la negatividad:
– mantener el sentido del humor.
– Relajar las tensiones y divertirse, conseguir el beneficio de la risa. Primero hay que relajarse, respirando lentamente unos segundos y exhalando mientras se recuerdan las palabras y acciones tóxicas, como si se las expulsara del cuerpo junto con el aire. Después hay que decir algo divertido, que ponga en evidencia al agresor verbal. Esto sirve para expulsar la tensión acumulada.
– También es importante dejar de pensar todo el tiempo en el problema, los cual sólo contribuye a amplificarlo, ya que la mente es cómo una lupa: aumenta aquello que enfoca. Existen momentos en que una persona tóxica parece colapsar nuestra mente, convirtiéndose en lo único en que podemos pensar, lo cual es perjudicial.
Hay que gritar o decir mentalmente ¡Basta de pensar! y apoyar esta expresión con frases positivas, como “soy importante”, “mi vida es valiosa” o “me siento feliz”.