Whatsapps para enviar el día de los enamorados

En todas partes te oigo, en todas partes te miro, no estás en todas partes, pero te llevo conmigo.

No me olvides ni me recuerdes, sólo debes saber que existo y te amo, no me sueñes ni me pienses, sólo ven conmigo y acompáñame, y sobre todo.. ámame.

No hay cosa más sabrosa ni de más rico sabor que sentir de nuestros labios el primer beso de amor.

El día que no te veo para mí no sale el sol y si sale no me alumbra como me alumbra tu amor.

Quiero decirte tantas cosas que no se como empezar. Sólo me acuerdo de una: que te quiero de verdad.

Regálame un par de besos y te escribiré un poema. No pararé de rimar cuando tus labios me entregues. No habrá en el mundo papel cuando de mi los despegues.

Estar enamorado es comprender los azares de la vida. Estar enamorado es aceptar la verdad por la mentira.

Te quiero porque te quiero, y en mi querer nadie manda, te quiero porque me sale de lo profundo del alma.

No temas, felicidad es amor, y más que amor es amar, y más que amar es amarte, y más que amarte.. ¿que hay más que amarte?.

Mi pasado fue muy triste, mi futuro no lo se, mi presente es que te quiero y que nunca te olvidaré.

Un hombre y una mujer verdaderamente enamorados es el único espectáculo de este mundo digno de ofrecer a los dioses.

Del color de tus ojos son mis sueños, del sabor de tus labios son mis besos, del tacto de tu piel son mis caricias, de la felicidad de nuestro amor es mi vida.

Dicen que la ausencia es razón de olvido… Yo te tengo ausente, y olvidarte no he podido si ausente te quiero, presente te quiero aún más, porque hice el juramento de no olvidarte jamás…”.

Hay quienes piensan que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse.

Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.

Cuando creas que me ves o sientas que me oyes… recuérdame.. porque en ese preciso instante… yo estaré pensando en ti.

Estar enamorado no significa mirarse el uno al otro, sino mirar los dos en la misma dirección.

No se que le pasa a mi corazón que no quiere estar conmigo, le pregunto con quien quiere estar y me dice que contigo.

Los enamorados creen siempre, y por error, que su amor ha nacido gracias al encuentro de un ser excepcional. La razón es más bien que el amor preexistente busca su objeto en el mundo y, si no lo encuentra, lo crea.