Y la Barbie llegó a la Iglesia, en dos versiones Católica y Atea

Princesa, bombero, infante de marina,bailarina, etc. Después de años de búsqueda espiritual, Barbie por fin ha encontrado su verdadera vocación, el clero-porter, Julie Fisher Blake, un sacerdote episcopal en Kent, Ohio, se le a ocurrido vestirla así, aunque ya le ha salido la oposición, la Barbie atea, aquí os dejo a las dos.