7 formas de dormir en la oficina

1.- En el armario. Este método es bastante seguro. Podrías dejar una nota en el escritorio, informando que te fuiste a almorzar, así no habrá sospechas.

dormir-en-oficina-02

2.- Sobre el escritorio. Es la manera más sencilla. Este método es poco recomendable, ya que te podrían pescar fácilmente!

dormir-en-oficina-01

3.- Sobre un archivador (carpeta). Muy creativo y de rápida ejecución. Puedes trabajar y darte una siesta de algunos minutos con pocas probabilidades de que te pesquen.

dormir-en-oficina-03

4.- Píntate los ojos. Método un “poquito” ridículo, pero puede que funcione

dormir-en-oficina-04

5.- En el baño. No voy a negar que este método me encanta, porque es el más seguro de todos. Puedes estar por algunos minutos (u horas) recuperando las fuerzas para seguir “trabajando”

a. Echado de espaldas

dormir-en-oficina-05

b. Utilizando una almohadita de emergencia

dormir-en-oficina-06

6.- Debajo del escritorio. Es un método bastante extremo.

dormir-en-oficina-07

7.- Sobre tu propio brazo. Todo el mundo pensará que estás pensando en detalles importantes para la próxima reunión, o que estás intentando solucionar algún problema importante en el trabajo. Tener precaución, ya que te pueden pillar si caes sobre la mesa

dormir-en-oficina-09

Vía: dogguie