El autobus que si vuelca ni te enteras

  • En caso de vuelco, los viajeros del autocar no lo notan.
  • Van dentro de un cilindro que siempre les mantiene en su posición.

Se llama Enrique Garrido Henández y cree que la mejor manera de evitar accidentes de tráfico es la precaución, pero admite que «una ayuda extra no le viene mal a nadie». Por este motivo, este murciano de 62 años ha patentado un autobús inteligente. Con él quiere evitar las muertes y las lesiones de los viajeros de autocar, en casos de vuelco en la carretera.

La idea es que los pasajeros se queden en la misma posición pese a que el autobús caiga por un acantilado o ruede como un balón. Para ello, Enrique ha metido los asientos de los viajeros dentro de un cilindro que actúa como el eje de una rueda. Pase lo que pase, ellos se mantienen sentados.

Este cilindro también actuaría como una segunda protección paralela a la carrocería del bus. En caso de ser envestido por un vehículo por el lateral, los pasajeros estarían más seguros.

«Tengo todos los planos y espero que algún empresario se ponga en contacto conmigo para llevar a cabo la idea. Además, también se puede aplicar en camiones que transportan mercancías peligrosas», explicó este murciano a 20minutos.

Paso a paso

A Enrique se le ocurrió el bus inteligente hace seis años cuando se enteró de que 15 personas habían muerto aplastadas en un autobús.

Desde entonces no ha parado de darle vueltas y de hablar con su amigo Dimas sobre su idea. «He construido una maqueta del invento con una caja de bombones, una botella pequeña llena de habichuelas y una barra de hierro para explicárselo a la gente», confesó Enrique que hace algo más de un mes registró su idea en Murcia.

«Ahora sólo falta construirlo», contó Enrique que dice tener otros inventos en su cabeza para ahorrar carburante y mejorar la seguridad de los vehículos.