El remedio para acabar con la crisis

Estaba lloviendo en un pequeño pueblo, donde todos los habitantes estaban endeudados. A causa de la lluvia llega al pequeño hotel del pueblo un turista turco y pone un billete de 100 euros en la mesa del recepcionista mientras dice:

– Quiero una habitación, estoy harto de conducir con esta lluvia.

Responde el recepcionista:

– Pues suba y escoja la habitación que mas le guste, están todas disponibles y la llave esta en la puerta.

Mientras tanto el jefe del Hotel coge el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero.

Inmediatamente el carnicero coge el billete y corre a pagar su deuda con el criador de cerdos.

Este a su vez, corre a pagar lo que le debe al proveedor de alimento para animales.

El vendedor de alimento coge el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con la prostituta a la que hace tiempo que no paga. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito.

La prostituta, sin perder el tiempo, coge el billete y sale corriendo hacia el hotel donde llevaba a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado.

Mientra tanto, había dejado de llover y el turco, después de ver varias habitaciones, baja a la recepción y dice:

– Sabe que?? Como ha dejado de llover, me lo he pensado mejor y me voy, que tengo prisa para llegar a mi casa.

– De acuerdo señor, dice el recepcionista, aquí tiene su billete y ya sabe que puede volver cuando quiera.

Fijate bien, nadie ha ganado ni ha perdido un Euro, sin embargo ahora nadie tiene deudas

MORALEJA:

SI EL DINERO CIRCULA SE ACABA LA CRISIS