Las anécdotas más curiosas de la Guardia Civil, en un libro

tricornio.jpg

Tricornio de guardia con nuevos casos. Con este título el periodista ceutí afincado en Sevilla, Javier Ronda, aproxima al lector aquellas anécdotas que terminan haciendo curiosa y hasta pintoresca la labor diaria de los guardias civiles.

El libro, continuación de Tricornio de guardia, encierra mil y una historias, que reflejan las actuaciones diarias llevadas a cabo por los agentes de la Benemérita en el desarrollo de sus funciones. Todas ellas han sido recogidas por el periodista en un compendio de las mejores anécdotas y gráficas de este Cuerpo.

“Un conductor se salta un stop a las cinco de la tarde en una recta y la Guardia Civil le pide que inmovilice el vehículo. Una vez  apeado, los agentes preguntan: ‘No ha visto la señal puesta ahí’. Y el infractor contesta: ‘No, si la señal la he visto, a quienes no he visto es a ustedes, si no, me paro y hago lo que haga falta'”.

Éste es uno más de los sucesos relatados por Ronda, quien parece haberle cogido gusto a esto de desenmascarar el otro lado de las intervenciones del Instituto Armado. Como anécdota curiosa, Ronda recoge el momento en que unos guardias civiles le colocaron un tricornio al Papa, siendo uno de ellos de Ceuta.

Ronda trabaja actualmente en Canal Sur, labor que compagina con clases de radio en la Universidad de Sevilla. La presentación de su nuevo libro la ha llevado a cabo en su propia tierra, contando con la presencia del teniente coronel de la Benemérita, Carlos Guitard Banet.

Ronda se ha nutrido de los propios informes elaborados por los agentes así como de historias narradas por ciudadanos comunes, contrastando cada detalle al objeto de evitar la inclusión de anécdotas que no sean tales, dando mayor veracidad a lo editado.

“Hay una anécdota muy curiosa en la que un burro se cruza delante de un radar cuando un coche circula a 90 y lo que saca es al burro y lo que no saca es el coche. El libro es para reírse y para sacarle el lado anecdótico y humano y la función de servicio público que tiene la Benemérita”, indica el autor.

Ronda seguirá recopilando anécdotas ya que no descarta otras nuevas ediciones con historias actualizadas. Hubo una que no llegó a entrar en este libro, “sobre un narcotraficante que dijo a los agentes que iba a perder el barco cuando lo detuvieron con droga en el puerto”.

Vía: 20minutos