Las colecciones electrónicas más grandes del mundo

El síndrome tecnodiongenes, se comienza por no tirar las cosas tecnológicas que ni siquiera nos sirven ordenadores, juegos, móviles etc) y así acaba la cosa.

Vía: terra