Las leyes más tontas y absurdas del mundo mundial

Inglaterra “molestia nacional”

Si anda en una noche de suerte porque en un típico pub inglés coquetea ligeramente con una bella chica, está todo bien, pero si la invita luego a acostarse juntos, toma un mal camino. Quien en Inglaterra le pide a una mujer desconocida tener sexo incurre en un delito llamado “molestia nacional”. El castigo: hasta 130 euros o tres meses de cárcel.

EE.UU. “condones malignos”
En varios estados de Estados Unidos es difícil acceder a un condón, es más, en Connecticut está prohibido usarlos, y en Wisconsin se vende como mercancía tránsfuga que se saca de debajo del mesón. Una ley increíble de Indiana prohíbe sólo a las mujeres comprarlos.

Irlanda “bastión conservador”
La República de Irlanda, señalada en alguna oportunidad como uno de los bastiones morales en Occidente junto a Chile, es aún más recalcitrante. Por eso, si viaja allá, lleve un buen surtido de condones, porque están proscritos. Según las autoridades, el sexo tiene sólo fines reproductivos. Hawaii “cuide a sus suegros”
Si conoce a una polinésica hermosa y que es menor de 18 años, y siente aprecio por los padres de la chica, no tenga sexo con ella. A usted no le pasará nada, pero a sus “suegros” sí: deberán realizar trabajos comunitarios durante tres años por… haber educado a su hija de manera demasiado liberal.

China “pies desnudos”
Usted puede mirar tranquilamente a una mujer desnuda, pero si se dedica a observar con insistencia sus pies desnudos, se expone a varios días en la cárcel.

Suecia “rubia fotogénica”
Si atrapa en los brazos del amor a una escandinava y quiere fotografiarse junto a ella completamente desnudos en las máquinas automáticas, no lo haga, cometerá una falta. En cambio, si se fotografía desnudo sólo de la mitad para arriba o para abajo, es totalmente legal.

Rusia “no besarse en la calle”
En las calles de Rusia debe tener cuidado de no besarse en la boca con su pareja. Está prohibido. Los lesgisladores que elaboraron la ley estiman que esas intensas demostraciones pueden conducir peligrosamente a manifestaciones de más alta temperatura. Si la policía lo pilla, le cursarán una “multa por ósculo indebido”. El costo no está fijado.

Israel “no al porno”
Si en el hotel se le ocurre ver los canales pornográficos corre peligro, siempre y cuando lo descubran. A comienzos de año se promulgó una ley que castiga con cárcel de hasta tres años a quien mire películas de sexo en el cable o vía satélite.

Estonia “no juegue ajedrez”
En esta nación del Mar Báltico está absolutamente prohibido jugar al ajedrez durante el acto amatorio. Ahora, ante tan extravagante ley, la pregunta es quién lo ha intentado.

Hungría “amor a oscuras”
Insólito: en la capital de Hungría, Budapest, sólo puede hacer el amor con la luz apagada. Quien la tenga encendida aunque sea en su propio hogar, recibirá una multa. No faltará el pícaro latinoamericano que usará velas o gozará al calor de la chimenea: también será castigado con dinero.

Italia “Preceptos talibanes”
Uno de los países que exhibe las leyes más extravagantes del mundo es Italia. No sólo por su rareza, sino que también por la disparidad de las ordenanzas entre distintas localidades. Y aunque esta nación tiene fama por sus costumbres amatorias y liberales, insulta en algunos lugares con leyes que parecen más bien sacadas de la filosofía talibán.
Dos ejemplos. El primero se da en Palermo, la capital de la región-isla de Sicilia. En sus playas, las mujeres tienen autorización para desnudarse completamente si les dan ganas. El hombre, no. El artículo legal dice claramente: “La anatomía masculina puede ser obscena, incluso sin quererlo”.
El segundo caso, aunque más destemplado, se da en las playas de la ciudad italiana de Tropea, en el sur de la península. La legislación dice: “A ninguna mujer que sea gorda, fea o poco atractiva se le permitirá mostrarse desnuda en la playa”. A continuación se entrega el argumento: “Este derecho lo tienen sólo las mujeres jóvenes cuya belleza permita glorificar el cuerpo femenino”.