Los SMS ya han pasado de moda

Yoishi Konoshita, con experiencia en anunciantes como United Distillers, o en agencias como director de cuentas para Master Foods, Rover Japan o Polaroid, creó su propia compañía especializada en enseñanza por internet hasta que se unió en enero de 2001 a la agencia OgilvyOne Tokio, en la que además de socio es responsable del área de consultoría. Yoishi ha visitado España para asistir a Concentra 2005, la Feria del Marketing Directo y Comercio Electrónico, donde ha hablado sobre las tendencias del marketing por móvil en Japón, que pronto se traspasarán a otros países.

 

 

Pregunta ¿Realmente es el teléfono móvil uno de los medios que mayores posibilidades de negocio abre a las empresas anunciantes?
Respuesta Desde luego que lo es, ya que el móvil, además de como teléfono, funciona desde hace años en Japón como un pequeño ordenador de mano, cosa que pronto empezará a ocurrir en otros países. A través de él las empresas mandan informaciones de interés del usuario, promociones, etc. Al mismo tiempo el usuario se pone en contacto con la empresa para participar en concursos, juegos o para pedir información, entre otras cosas.

 

 

P ¿Cuál es el formato más extendido en el marketing por móvil?
R Sin duda, el correo electrónico. Los SMS hace ya tiempo que quedaron obsoletos y hoy en día no se usan. El sistema de pago por tarifa plana, que además es muy barata, ha provocado que el usuario este permanentemente conectado a internet. De esta manera el consumidor recibe una información de una empresa con un vínculo que le lleva a la página web desde su propio teléfono, con la ventaja de que lo hace desde donde y cuando quiera.

 

 

P ¿Hasta qué punto ha influido el móvil en el cambio de comportamiento del consumidor?
R Mientras antes era la empresa la que se dirigía al consumidor, ahora es él quien se dirige a la empresa, y como decía antes, lo hace desde donde quiere y en el momento que quiere. El consumidor decide por sí mismo y, ante la empresa, tiene el poder en sus manos. Los precios de los teléfonos móviles, además, han bajado considerablemented en Japón , de manera que es algo accesible a casi todo el mundo. Esta bajada de precios también se producirá en el resto de países, por lo que la comunicación por móvil estará cada vez más extendida.

 

 

P Además de la comunicación comercial, ¿qué otras aplicaciones ofrece el móvil?
R Una de las nuevas aplicaciones que ya se están empleando es el móvil como sistema de pago, pero no como en otros países donde hay que teclear un número de teléfono, esperar que te confirmen, etc., sino a través de un chip insertado en el dispositivo, que contiene los datos de su propietario y que se pasa por la misma banda por las que pasan las tarjetas de crédito. Este chip permite incluso funcionar como la llave electrónica de la casa.

 

 

P Viendo este panorama, ¿cree que el mercado español está a años luz del japonés en el tema del marketing por móvil?
R No, por supuesto que no. El marketing por móvil se está extendiendo por todo el mundo, puesto que cada vez son más las empresas que conocen las ventajas comerciales del medio y que cada día aumenta el número de usuarios. Por otra parte, al tiempo que se sofistican las conexiones se abaratan sus tarifas, al igual que ocurre con los precios de los teléfonos. Las aplicaciones del móvil también van siendo más variadas.

El código QR

Un formato novedoso en el marketing por móvil es el ‘código QR’, un código de barras que, colocado en el embalaje de un producto o en el anuncio de una revista, permite que el consumidor se registre a través de su móvil mediante un chip lector. Con este sistema el consumidor accede a la promoción y la empresa tiene la oportunidad de conocer información relevante de este cliente.