Se lanza de un quinto piso dos veces y no le pasa nada

caida

Un ruso que se tomó tres botellas de vodka sobrevivió milagrosamente al caer de un quinto piso… ¡dos veces!

Alexei Roskov tomó demasiado. Después de tres botellas de vodka se asomó por una ventana de un quinto piso y se cayó. Según explicó, se volvió a tirar para no escuchar las quejas de su esposa por la primera caída.

Yekaterina miró espantada a su esposo caer por la ventanana de la cocina de su departamento. Alexei, por su parte, no sólo cayó como una bolsa de papas sino que después volvió a subir a su casa por sus propios medios. Al llegar su mujer lo regañaba mientras llamaba a una ambulancia.

“No sé por qué me tiré la primera vez. Pero cuando subí, escuchar a mi esposa gritando enojada me hizo pensar que debía abandonar la habitación de nuevo. Sé que fui muy afortunado”, explicó. El hombre que juró abandonar la bebida no sufrió más que cortes y moretones.